Deja tres muertos tiroteo en Bélgica

El incidente ocurrió en la ciudad de Lieja y está siendo investigado como delito terrorista.

Dos policías y un transeúnte han sido asesinados este martes en el centro de la localidad belga de Lieja. 

El agresor ha sido identificado como Benjamin Herman, de 36 años, que cumplía una pena de prisión por robo y tráfico de drogas y disfrutaba de un permiso carcelario desde ayer lunes. 

La fiscalía belga investiga el caso como un acto terrorista y estudia si Herman pudo radicalizarse mientras permaneció encerrado. 

Los hechos se produjeron a las 10.30 de la mañana en el boulevard d’Avroy. Según el relato del fiscal belga Philippe Dulieu, el agresor atacó en primera instancia a las dos agentes con un cuchillo, arrebató la pistola a una de ellas y comenzó a disparar matando a las dos policías y a un joven de 22 años que estaba sentado en el asiento de copiloto de un coche junto al lugar.

El ministro del Interior, Jan Jambon, ha asegurado que la situación está controlada y que los servicios antiterroristas están analizando si se trata o no de un atentado. "Estamos intentando saber qué es lo que ha ocurrido exactamente", ha añadido el titular de Interior. El posible atentado no ha modificado el nivel de alerta. El centro de crisis que analiza el riego terrorista (OCAM), ha decidido mantenerlo en el segundo escalón sobre un máximo de cuatro. 

El último ataque de consideración registrado en la ciudad se produjo en 2011, cuando un recluso en libertad condicional sembró el caos al asesinar a cuatro personas y herir a más de un centenar disparando ráfagas de fusil y lanzando granadas de forma indiscriminada.

Lo más rankeado
Ranker semanal