Crea científica mexicana plástico biodegradable con nopales

Después de cuatro años de ensayo y error, el bioplástico parece una realidad; este invento mexicano da una gran esperanza al mundo.

Desarrolló Sandra Pascoe Ortíz, investigadora y profesora de la Universidad del Valle de Atemajac, en Zapopan, Jalisco, un plástico de nopal biodegradable en tan solo tres meses. 

La creación es una belleza en muchos sentidos, pues no sólo es amigable con la naturaleza, sino que el proceso de creación del bioplástico es relativamente sencillo y se crea con una especie común de nopales en todo México y el continente, así que por materia prima no pararían.

Formalmente, las pruebas arrojaron que el bioplástico se desintegra en tres meses a la intemperie, y en sólo dos semanas si está en contacto con agua, un periodo más que razonable en términos de espacio y reintegración total al medio ambiente.

Lo más rankeado
Ranker semanal